GUÍA DE CURIOSIDADES CORDOBESAS DE MARAVER Y ALFARO

Guía
El cronista, que lo fue de la ciudad D. Luis Maraver y Alfaro, escribe en 1866, una guía que llama, “Guía de las Curiosidades Cordobesas”, que se imprime en la imprenta de Rojo y Cía. sita en la calle del Arco Real,19, y que dedica a un amigo, D. Miguel José Ruiz, por lo menos el ejemplar del que yo poseo copia. En el fondo no hay grandes curiosidades, estimando éstas más reseñas históricas que otra cosa.
 Fuente del Caño Gordo
Fuente de la Fuenseca
Al igual que el autor del “Itinerario del camino de Madrid a Sevilla”, José Brun, la curiosidad que más me ha llamado la atención ha sido que ambos ignoran la existencia arquitectónica de la Mezquita de Córdoba, sólo hablan de Catedral y éste, el Sr. Maraver, dedica 10 páginas a la misma, de las treinta y dos de la Guía, a sus capillas y a las iglesias de la ciudad. Por otro lado el de la guía de viajes, Sr. Brun, dice que en 1823 Córdoba  tenía casi diez mil habitantes, y Maraver los calcula en sesenta mil en 1866. No creo que en los cuarenta y tres años de una guía a otra, hubiera conseguido Córdoba aumentar el número de sus habitantes en cincuenta mil.
Desaparecida de la Puerta del Rincón

De la Magdalena
Hay una cosa que me ha llamado la atención, aunque esto de las matemáticas es muy sufrido, dice que el ancho y alto de la Puerta de Bendiciones, en el Patio de los Naranjos es la medida que debían dejar abierta en las azudas del río Guadalquivir, sus dueños, para el paso de embarcaciones, cuando el gran río de Andalucía era navegable. También cita unas fuentes de la ciudad y unas “casas nobles” y, esto es curioso, de las fuentes cita diez y casas nobles once, es decir que había más casas nobles que fuentes públicas. Mucha nobleza y poca agua pública. 
Dice la guía:
De San Rafael antes de su arreglo

Antigua de la Magdalena y cuartel G.Civil de triste memoria, derruido
FUENTES PÚBLICAS. 

Muchas son las que hay en Córdoba, y muchas más podría haber, si no se hubiesen dejado perder las magníficas atajeas y acueductos que construyeron tantos los romanos como los árabes. Y sin embargo de ser tantas las fuentes no hay ninguna que se pueda decir monumental y digna de una gran ciudad. 

De la Plaza de la Paja
Desaparecido Pilar de la Ribera

Las más notables son: 

El Caño Gordo, así llamado por el grueso cañón de bronce por donde arroja gran cantidad de agua. 
El Potro, construida en 1577, y de la cual hace mención Cervantes en su Quijote. 
La de la plazuela de las Cañas, trasladada al sitio que hoy tiene en 1821. La de San Pedro. Estuvo primero en la Corredera, después en la plazuela de las Cañas, y últimamente, en 1647, se colocó en el sitio en que hoy está. 
La Fuenseca, fue trasladada al sitio en que está en 1808, y es la más abundante que hay en Córdoba. 

De San Andrés

Arco o Puerta de Bendiciones

La de la puerta de Gallegos, en 1813 se colocó en el sitio que hoy ocupa. 
La de la plazuela de San Andrés, estuvo antes, con un mezquino pilón, en la calle de San Pablo. 
La de la Magdalena, del muro de la ciudad fue trasladada, en 1858, al medio de la plaza. 
La de San Agustín, fue construida en 1854. 
La de la calle de la Feria, fue construida en 1796 y es muy abundante. Extramuros y en los alrededores de Córdoba hay otras muchas y algunas muy buenas y bien surtidas.

Palacio del Vizconde de Miranda

De los Marqueses Vega de Armijo

CASAS SOLARIEGAS. 

Siendo mucha y muy antigua la nobleza de Córdoba, rara es la calle que no ostenta varias casas solariegas, pudiéndose mencionar entre otras las siguientes: 

En la calle del Liceo, las casas de los Excmos. Señores Duques de Almodóvar y Marqueses de la Puebla de los Infantes. 
En la de Santa Ana, las de los Excmos. Sres. Duques de Rivas y Excmos. Sres. Condes de Gavia, y de Val de las Granas. 
En la del Sol, los Excmos. Sras. Marqueses de Benamejí. 
En la de la Pierna, los Sres. Condes de Fuente del Salce. 
En la puerta del Rincón, los Sres. Marqueses de Guadalcázar. 

Del Marqués de Boil, en Jesús María desaparecido, fue Correos

Patio del Palacio de Viana

En la calle de Lope de Hoces, la de los Sres. Condes de Hornachuelos. 
En la del Silencio, la de los Sres. Condes de Torres-Cabrera y del Menado alto, y Excelentísimos Señores Marqueses de la Vega de Armijo. 
En la de Jesús María, los Excmos. Sres. Marqueses de Valdeflores. 
En la plazuela de D. Gómez, los Excmos. Señores Marqueses de Vlllaseca, Condes de Villanueva de Cárdenas. 
En la de los Aguayos, los Sres. Marqueses de Vlllaverde. 
En la calle de las Cabezas, los Excmos. Señores Condes de Zamora Río-frio, etc., etc., etc.”
Una puntualización, son casas de “nobles”, y no están todas, luego están las de las grandes familias que no llegaron a la nobleza, las que llamamos solariegas, que hay muchísimas más. El solar de Córdoba se queda bastante mermado entre conventos, iglesias, casas nobles y solariegas. 
Como es 31 de diciembre, feliz año 2018.
Fotografías del autor AMC e Internet
Bibliografía de la Guía citada.

Este es solo un extracto del texto completo.

Puedes ver el artículo original aquí.