LEOPOLDO DE AUSTRIA OBISPO DE CÓRDOBA

Tumba del obispo en el crucero de la Catedral
Días atrás mencioné en la entrada referida al Arco de Bendiciones, que tuve la suerte de encontrar allí, al artista cordobés J. M. Belmonte, y que al verlo sobre la deteriorada tumba del obispo Leopoldo de Austria, estimé que el Cabildo parece tener intención de repararla. De antemano un empleado de la Catedral estaba limpiándola en profundidad. Es una lujosa tumba, en un lugar de privilegio, para un obispo que lo fue por cuestiones de bragueta, del Emperador del Sacro Imperio Germánico Maximiliano I, cristiano de fuertes convicciones salvo en la de las cuestiones extramaritales.
Los técnicos observando la lápida
Leopoldo de Austria, fue entre otros -tuvo varios-, hijo ilegítimo de Maximiliano I de Habsburgo y de Margareta Von Edelsheim, tuvo otro hermano de padre, también Obispo Jorge de Austria. En aquellos tiempos y estaba bien, a los bastardos de las familias pudientes y reales como en este caso, los destinaban a la carrera eclesiástica y a la de las armas, acordémonos de Juan de Austria, hermanastro de Felipe II, sobrino nieto de quien nos ocupa, Leopoldo de Austria.
Detalle de la observación
Era hermano de padre de Felipe I de Castilla, el llamado el Hermoso, por el calificativo que le puso el rey de Francia cuando paso por allí, en la venida a España para casarse con Doña Juana, la después llamada Loca, hija de los Reyes Católicos. Era también medio tío de Carlos V, por lo tanto tenía méritos genéticos suficientes para acceder al trono de Osio en Córdoba, Diócesis que entonces reportaba pingües beneficios. Antes fue Rector de la Universidad de Salamanca y, bien por sus diferencias con el Canciller Juan de Quiñones, o su mala gestión, ascendieron a Obispo.
Ampliación del deterioro
El obispado lo ocupó desde 1541 hasta su muerte acaecida en Villanueva de la Serena, en 1557, donde estaba parece ser que con la pretensión de ocupar Fuenteovejuna, que la había comprado para generar un señorío. Para no perder la costumbre genital, tuvo un hijo, Maximiliano, con una señora que vivía frente a su casa, y siguiendo la tenebrosa costumbre de los pasadizos, dicen que hizo uno desde su casa, que hoy es el Restaurante de la Almudaina, junto al Palacio Episcopal, antiguo Alcázar Musulmán, para pasar por el a aliviarse y aliviar a la señora Catalina Espert de Ponce. El niño fue también, siguiendo la norma de los bastardos, obispo de Cádiz, Segovia y Santiago.
Escudo de Leopoldo de Austria
Había nacido en Austria en 1515, y murió en Villanueva de la Serena, dicen que en una venta, en 1557, y tenía por tanto 42 años. Parece que en vida, le dijeron de enterrarlo entre los reyes castellanos, hoy en San Hipólito, que ocupaban la cripta real de la Catedral, pero que él optó por el sitio prominente en el crucero de la misma, lugar que ahora ocupa la tumba. Su cuerpo estuvo depositado en el pueblo pacense hasta 1558 (hay en los datos un error en los años, posiblemente por la interpretación del cinco por un tres, en algún sitio pone 1538) Le sucedió en el obispado de Córdoba, D. Diego de Álava y Esquivel.
Plaza del Campo Santo de los Mártires, en el centro la casa de D. Leopoldo
Fachada del palacio en el rincón de los Mártires
Hay unos interesantes trabajos bibliográficos de Juan Aranda Doncel, que merece la pena leer quienes quieran ampliar datos sobre este señor. Otro sobre la propiedad de su casa de la hemeroteca de ABC, firmado por el Sr. J. Tafur, y un tercero, que es el Catálogo de los Obispos de Córdoba y breve noticia histórica de su Iglesia Catedral y Obispado, escrito por el Canónigo Juan Gómez Bravo. No he encontrado en Internet ninguna representación gráfica de D. Leopoldo, aunque seguro que en la Galería de Obispos de la casa Episcopal esté. De todas formas si tenemos de su tumba, que es lo llamativo. La inscripción a reparar, por faltarle letras y tener otras rotas, de material o liga diversa por el diferente color, dice:
Inscripción

“LEPOLDVS ABAVSTRIA EPISCOPVS CORDVBENSIS MAXIMILIANI.I. IMPERATORIS FILIVS ETPHILIPP I HISPANIARVM REGIS HVIVS NOMINIS I. FRATER VIXIT ANNOS 53 OBIIT 27 MENSIS SEPT.EMBRIS ANNO 1557″
Lo que pasa es que si nos ceñimos a la fecha de nacimiento, o bien nació en 1505, en lugar de 1515, o no tenía 53 como dice la lápida del año del óbito.
Fotos del autor e Internet
Bibliografía la citada.

Este es solo un extracto del texto completo.

Puedes ver el artículo original aquí.