MUSEO REVELLO DEL TORO DE MÁLAGA

La casa
Málaga es espectacular, además como tiene el calificativo de La Bella, por algo será. En la rama de los museos, se ha convertido en la primera ciudad andaluza en número de ellos, tiene 37. De toda índole, religiosos, del vino, prehistóricos, del automóvil, del arte ruso, excelentes pinacotecas de todo estilo, del vidrio, etc. etc. Ello sumado a su maravilloso clima, permite disfrutar de una oferta cultural muy importante. Nosotros, a pesar de haber visitado una gran parte de ellos, aún nos faltan algunos. Uno de los que nos faltaban por ver era, el de Revello del Toro, sito en la calle Afligidos, en una hermosa casa que fue estudio y vivienda del escultor e imaginero Pedro de Mena.
Autoretrato

El pintor (Foto de La Opinión de Málaga)
La casa ejemplo de la arquitectura malagueña de andar por casa, del siglo XVII. La calle Afligidos fue una calle con salida, hoy no la tiene y esa salida la podemos observar a la derecha de la puerta principal, que estaba rodeada de una estrecha calle. Planta baja y primera, además de una hermosa y bien rehabilitada buhardilla. Todo ello alrededor de un patio rodeado de galerías donde destacan cinco columnas toscanas. Las de la galería superior son de madera con antepecho de mampostería. Una sobria escalera, dos arcos arriba y un pequeño patio de servicio, que en su día estaba rodeado por el granero, la despensa y el aljibe, estando la cocina en el piso primero.
 
Patio pral. y escaleras

 Desde el patio

Galería
Hay en el patio, una mesa de información interactiva, que pone en valor la obra de imaginería religiosa de Pedro de Mena y dirige al visitante a los lugares donde existen obras del escultor, en toda España. Luego está la Sala Memorial que está dedicada al escultor. En ella se proyecta un audiovisual de diez minutos, donde se pueden conocer los episodios de la vida del imaginero y su obra. También puede verse su desaparecido Crucificado de la Buena Muerte del Convento de Santo Domingo. Nacimiento en Granada y aprendizaje del oficio junto a su padre Alonso de Mena, discípulo de Alonso Cano. En 1658 se establecieron los granadinos en Málaga para trabajar en la sillería del Coro de la Catedral. Merecen especial mención, sus bellísimas obras religiosas de madera policromada, como son las Dolorosas y los Ecce Homos.
La Catedral a través de los tejados

La calle Afligidos desde la ventana

Galería superior

Galería y escalera
Dice el Blog del pintor: “Félix Revello de Toro nació en Málaga el 11 de junio de 1926. Pintor de vocación muy temprana, realizó su primera a los trece años. Con la ayuda del Ayuntamiento de Málaga, amplió sus estudios en la madrileña Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, donde recibió clases de pintura de grandes maestros como Martínez Cubells e Ignacio Zuloaga. Al término de sus estudios recibió diversos premios, y posteriormente aprobó las oposiciones a Cátedra de Bellas Artes. Después de 17 años de labor docente en Barcelona, en 1973 decidió dedicarse plenamente a la pintura.

Diversas salas

Entre otros muchos reconocimientos, es académico de honor de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo; posee la Medalla de Oro de Málaga y la Medalla de Honor de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría; y fue nombrado Malagueño del Año en 1988, e Hijo Predilecto de la ciudad en 1995. Así mismo, en 2001 se inauguró en Málaga una calle con su nombre, y ese mismo año fue nombrado Hijo Predilecto de la provincia. En 2002 recibió la Medalla de Andalucía.” Tiene por tanto, si aún está entre nosotros, cuestión que no he podido confirmar, ojala lo esté, 92 años. Tengo un extraordinario amigo de edad cercana, al que le tengo una estima especial, que me manifestó haber sido compañero de colegio del pintor.
Sala

Sala de dibujos planta alta abuhardillada
He de manifestar que la pintura del maestro Revello del Toro me ha gustado mucho, tiene una frescura que llena ampliamente. Es verdad que la pintura, tiene que ser agradable a la vista. Es Felix Revello del Toro un extraordinario dibujante, no todos los pintores lo son. Manchar un lienzo requiere de una gran técnica y conocimiento del color. Dibujar es otra cosa. Revello del Toro aúna ambas virtudes. Luego está el retrato, es muy especial saber pintar la vida, Félix Revello es un excelente retratista. Yo conozco una pintora a la que se le da extraordinariamente bien el retrato, a pesar de ser autodidacta y no ser dibujante.

Adormecida aún

Al día siguiente 1993

Donde el silencio duerme

El mito y ella 2002
Dice una crónica de La Opinión de Málaga: “Ha plasmado a importantes personajes de la historia contemporánea, desde los Reyes de España a personajes de la nobleza y a numerosas personalidades del mundo de la cultura, la política y las finanzas, aunque son las mujeres las verdaderas protagonistas de sus obras. Cuerpos femeninos que hacen gala de una sensual elegancia, de un erotismo contenido, envueltos en un halo de misterio tras sus ropajes blancos. Mujeres que nos miran desde el cuadro con un dejo de inalcanzable ternura y gozosa nostalgia, tal vez esperando a que llegue el amor a despertarle de sus sueños. 

La niña de las medias rojas 1999

Carteles de Carnaval

Carteles de feria

Sugestiva inspiración

Visión unitaria 1998

Cuerpos de mujer tan vivos y verdaderos como etéreos e intangibles, tan lejanos pero a su vez tan cercanos, en armoniosa síntesis de contrarios; sublimizadas esencias rodeadas por presencias de de nuestro vivir cotidiano; suelos espejos, jarros envueltos en un halo de misterio que nos transportan a un mundo mágico de ignotas pero gozosas sensaciones. Como el Juan Ramón de Eternidades, Félix Revello nos presenta a una mujer divinizada, a una mujer desnuda no en el sentido banal, sino en el sentido de esencias infinitas, de ETERNIDAD.”

Fotos del autor y alguna de su Blog.
Bibliografía de la Web del Museo y La Opinión de Málaga

Este es solo un extracto del texto completo.

Puedes ver el artículo original aquí.