RUTA DE LAS CUEVAS DE ZUHEROS, LIBRO DEL G40, AYTO. DE ZUHEROS

Portada del libro
La visita a la villa de Zuheros siempre es una gozada. No podemos considerar que haya personas que no se rindan a sus encantos, y sin embargo las hay. Hay que dudar de la sensibilidad por la naturaleza de estas personas que son, sin duda, la excepción a la regla. Yo he tenido mucha relación con este pueblo por ser de él un buen amigo, lamentablemente fallecido joven, con el que además de unirme la amistad citada, teníamos en común la profesión de nuestros padres, la panadería.
 
Cartel y portada capítulo 1
Cuando falleció su madre, tuve también la ocasión de comprobar, la enorme proliferación del apellido Poyato, simplemente viendo que generaciones enteras lo llevaban, en un paseo por su recoleto cementerio. Hicimos chistes del primer castellano que llegó por allí, jugando con su apellido. Recordé la subida en un seiscientos a la explanada de la Cueva de los Murciélagos, con parada sobre el Bailón, ese enorme tajo que el modesto río ha tallado a lo largo de millones de años, río que nace en la Nava de la Sierra de Cabra a los pies del anticlinal de la Virgen de la Sierra.
 
Capítulos 2 y 3
También el disfrutar del recorrido del Bailón desde la Nava, con accidente muscular de Conchi al final cuando bajábamos al pueblo, y gozar de paisajes tan pintorescos como la FuenFría, que me impactó. Este lugar lo conocía de los textos del Libro de la Montería, escrito por los “negros” de la época, para que lo firmara Alfonso XI de Castilla y León, bisnieto de Alfonso X, e hijo de Fernando IV. Ambos padre e hijo, después de rodar sus restos, por el santuario desaparecido de los Mártires y la cripta de la Capilla Real de la Mezquita, acabaron en la Real Colegiata de San Hipólito, en sepulcros de mármol rosado de la zona.
 
Plano de la ruta circular y capítulo 4
Pues la llamativa referencia es que es esos lugares se cazaba el oso. Impensable en estos días que pudiera haber osos en esa sierra, jabalíes, que también los cita, como puercos, son más normales en nuestro tiempo. Son verdaderamente unos lugares de ensueño. También Zuheros tiene una gran oferta museística y qué decir de la gastronómica, con su Feria del Queso, que creo recordar se celebra en septiembre. Recomiendo visitar todos, pero tengo una especial predilección por el Museo de Costumbres y Artes Populares “Juan Fernández Cruz”, sin olvidar al resto que pueden consultarse aquí. 
Capítulo 5
Miembros de la mesa, Doña Manuela Romero  Alcaldesa; Francisco Ruiz-Ruano Cobo; José Antonio Berrocal, y Abén Aljama,
Como podrá comprobarse hablar de Zuheros es perder un poco el sentido, la realidad es que esta entrada es para hablar de una novedad, la presentación del libro “Ruta de las Cuevas de Zuheros”, del Grupo Espeleológico G40, editado por el Ayuntamiento. Hoy, después de mucho tiempo de gestación, procedía estar presente en el parto. Cuatro personas fuimos de Córdoba, un ameno grupo, Gloria, arqueóloga (correctora de textos aunque no figure en los créditos, o en el reparto como me gusta decir a mí), Julio (creo que autor, de alguna fotografía), Jesús y yo. Los tres primeros espeleólogos practicantes.
Vista del Salón de Plenos
Abén Aljama empezando su disertación
Como estaba previsto la presentación tuvo lugar en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Zuheros, Horno, 50. a las 21,00 h. de ayer día 11 de agosto. Lleno casi absoluto del mismo. La mesa estaba compuesta por la Alcaldesa, Doña Manuela Romero; un representante del Grupo G40, Francisco Ruiz-Ruano Cobo; José Antonio Berrocal, Presidente de la Federación Andaluza de Espeleología, y Abén Aljama, directamente implicado en el citado embarazo literario. La Alcaldesa, tomó la palabra, glosó y agradeció la presencia del Grupo G40 y su trabajo, recalcando que siempre han estado ahí con su disciplina científica de la espeleología, colaborando con el municipio, agradeció a los presentes su asistencia, así como a los miembros de la mesa y Diputación Provincial como colaboradora económica.
Otro pasaje de la intervención de Abén Aljama

Señalando un dato
El representante del G40 Francisco Ruiz-Ruano, dijo que aunque en el libro figuran una serie de personas, ni mucho menos son todos los que han puesto su granito de arena para su puesta en valor, son muchos los colaboradores que pueden resultar anónimos pero no lo son. Aclaró que el Grupo G40 está siempre muy cercano a Zuheros, y piropeó al pueblo como uno de los más bonitos de España, a pesar de que él venía de Priego.
 La alcaldesa cierra el acto
Seña de identidad de Zuheros, el característico zócalo
José Antonio Berrocal se detuvo en el valor del libro, como manual de consulta y en el valor del método científico que rodea al Grupo G40. Dijo que tienen conocimiento de más de 15.000 trabajos andaluces, cuando sólo en la Federación hay datados unos 5.000, es decir un treinta por ciento. Que este club cordobés tiene a gala de que todos sus trabajos están publicados, o cuando menos un elevado porcentaje. Y que es referencia en cuanto a su rigor de investigación.
Bonita perspectiva desde el callejón

Callejón tipo tinao alpujarreño
Luego Abén Aljama, presentó unas diapositivas, una pequeña muestra de las 115 páginas del manual. Citó la introducción, Referencias Históricas, Geología y su glosario, la Ruta, las Cavidades y más sobre Zuheros, finalizando en una referencia a los lugares de interés de la villa. Se detuvo en el contenido didáctico de la fichas de las cavidades, que son una muestra de un amplio catálogo que jalona estas hermosas y abruptas tierras. Todas las intervenciones pueden verse en los vídeos, así como la presentación e incluso el propio libro. Al final el Ayuntamiento obsequió a los asistentes con un ejemplar del interesante libro recién nacido.

Fotos del Autor y del Libro
Bibliografía citada.

Este es solo un extracto del texto completo.

Puedes ver el artículo original aquí.