VISIÓN DE CÓRDOBA EN 1668

Otro dibujante del siglo XVII, Pier María Baldi, nos dejó un apasionante dibujo, cien años después el que hizo Anton van de Wymgaerde, en 1568, en este caso parece que desde los terrenos de la Cuesta de la Pólvora. Está en dos mitades.
“Pier Maria Baldi (Florencia, 1630-1686) fue un arquitecto y pintor barroco italiano, acompañante de Cosme de Médici, en el viaje que realizó por España, Portugal, Francia, Bélgica y Holanda entre 1668 y 1669, del que dejó un rico conjunto de dibujos con vistas panorámicas de las ciudades y aldeas por las que discurrió. En 1667 el gran duque Fernando II de Médici escribió a Gian Lorenzo Bernini recomendándole a Baldi, a quien presentaba como joven florentino ‘assai ben avanzato nel disegno en el colorito’, para que lo ayudase en los estudios de pintura y arquitectura que se proponía realizar en Roma.  
Portada del libro de viajes
Un año después viajó por España, Portugal y Francia en el séquito de Cosme de Médici, heredero del Gran Ducado de Toscana. Baldi dibujó a la aguada sepia vistas panorámicas de cada una de las poblaciones en las que paró la comitiva para acompañar al relato del viaje, redactado por Lorenzo Magalotti. Conservados en dos volúmenes guardados en la Biblioteca Mediceo-Laurenciana de Florencia, los rápidos apuntes de Baldi, en los que se evidencia su formación como arquitecto, superan en realismo y capacidad descriptiva a la narración oficial del viaje por Magalotti.” De Wikipedia.

En su primera porción de imagen nos permite ver el horizonte del barrio del Espíritu Santo, con la Calahorra al fondo, ya reparada con respecto al anterior dibujo citado, realizado cien años antes por Wyngaerde. Parte de los terrenos que vemos en la orilla del Campo de Verdad se los tragó materialmente el río en el desplazamiento del cauce. Y el cortijo del primer plano pudiera ser el de Santa Matilde.

El segundo cuadro nos permite ver las torres albarranas de la esquina del Campo Madre de Dios, y una curiosidad, una multitud de troncos en la orilla del río, como esperando para transportarlos por él o para cualquier otro menester. Al fondo la Mezquita ya con la catedral terminada y el Minarete de la misma, forrado con la actual torre campanario, y el puente romano. Detrás, inmediatamente de las torres de la muralla, divisamos la techumbre del Convento de los Mártires.

El tercer cuadro nos enseña parte del horizonte del segundo, pero en éste, entra en nuestro campo de visión una tercera torre. Seguimos viendo los troncos, pero en el montículo de delante de la torre, en un altozano, hay unas cruces que pudieran ser lugares de ejecuciones de la Inquisición (que no era Santa), o como escaparate de otros escarmientos de la justicia. Al encontrarse a la salida de la ciudad o a la entrada, según la dirección de los ciudadanos.

Cuarto cuadro. La puerta de Andújar, majestuosa, nos presenta toda su arquitectura, dos torres unidas por un arco central, a la derecha de la puerta (según nuestra posición) el Convento de Madre de Dios. Un frondoso árbol en la esquina y el habitual tráfico de entrada y salida de la ciudad. A la izquierda, el lugar citado en la imagen anterior de la celebración de “autos de fe”..

Quinta imagen: Unos caballeros camino de la ciudad, los mismo comerciantes, una pareja charlando cerca de la pared del convento y a la derecha lo que podría ser el convento de San Juan de Dios (desaparecido) que estaba, aproximadamente, en lo que hoy son los terrenos del ex-Matadero Municipal. A la izquierda de lo citado, lo que podrá ser el Convento del Carmen, unido a la actual facultad de Derecho. Pudiera ser lo que se divisa a la izquierda la torre de S. Andrés.

Sexto cuadro: Parte del anterior, una nueva torre y a la derecha el Convento de San Sebastián, que estaba situado en la actual entrada de la Avenida de Barcelona. El rótulo de la ciudad.

Séptima imagen: Resto de huertas y construcciones en la carrera de la Fuensanta, Santuario que no se ve en la imagen, y el escudo de la ciudad. Así como las estribaciones de la sierra.
Lo que procede es cada uno buscar referencias y situar perfiles que se conozcan, teniendo en cuenta que estamos hablando del año 1668, es decir la friolera de hace trescientos cincuenta años.

Grabados de Baldi
Bibliografía de Wikipedia

Este es solo un extracto del texto completo.

Puedes ver el artículo original aquí.